Técnicas para una exfoliación efectiva

La exfoliación es una práctica sumamente beneficiosa para nuestro cuerpo. Permite no solo eliminar las partículas muertas, sino que -además- hace que tu piel luzca hidratada y tersa.

A pesar de que solemos aplicar este consejo de belleza únicamente en el rostro, lo cierto es que puedes utilizarlo en cualquier otra parte del cuerpo. Una buena exfoliación permite que la piel se mantenga hidratada y sana. Sin embargo, ¿conoces cuáles son las mejores técnicas para lograrlo?

1.- Granulados naturales

 Lo mejor de este tipo de exfoliación es que llega a actuar como agentes abrasivos que logran eliminar todas las asperezas de la piel.

2.- Enzimas de frutas

También son conocidos como exfoliantes iluminadores o clariying, ya que en vez de limpiar la superficie, las enzimas disuelven el “cemento” natural que mantiene unidas las células. Este llega a desprender la piel muerta tras el baño, otorgando un aspecto más brillante y sano.

3.- Hidroxiácidos

Los alfahidroxiácidos (AHA) y los betahidroxiácidos (BHA) se encuentran en los peelings exfoliantes. Estos penetran en las capas superficiales de la piel y ayudan a desprender las células muertas.

Guantes de baño especiales

Estos guantes o manoplas son una manera rápida y fácil de limpiar muy bien la superficie de tu piel. Tienes como función principal eliminar las células muertas mientras te duchas. Sin embargo, estos solo te ayudan a eliminar  las asperezas, pero si quieres garantizar que tu piel esté hidratada debes aplicar un poco de gel para lograrlo.

Es perfecto para las personas que quieran hacerse una exfoliación diaria. Mientras más fino sea el guante, más delicada será. Asimismo, si tienes la piel muy seca debes adquirir uno que sea más grueso.

Mascarilla previa a la exfoliación

Mantener la piel hidrata es lo principal al momento de realizar esta práctica. Por eso, te presentamos tres de nuestra favorita.

Para los pies y piernas

  • 3 cucharadas de avena
  • Jugo de medio limón
  • 1 cucharada de miel
  • Clara de 1 huevo

Paso a paso:

  1. En un bol pequeño mezcla primero las hojuelas de avena con la miel; enseguida agrega la clara para que emulsiones y, por último, el limón.
  2. Aplica este tratamiento casero en la comodidad de tu baño. Toma con tus manos una pequeña cantidad de la mascarilla humectante para pies y untala en toda la zona.
  3. Masajea con especial cuidado tus dedos y las áreas donde tengas callosidades o la piel escamada. Deja actuar de 10 a 15 minutos y enjuaga con agua tibia.
  4. Puedes repetirlo unas dos veces por semana para recuperarlos. Ahora podrás verte, literalmente, hermosa de la cabeza a los pies.

Sin duda, si buscas una buena exfoliación debes aplicar este tipo de elementos en tu piel. Y ahora que conoces estas técnicas. ¿Te animas a ponerlas en práctica? Cuéntanos tu experiencia.


Referencias:

«Hacer cremas, Exfoliante casero. Consultado de https://www.hacercremas.es/exfoliante-casero«

«Equipo Editor de Garnier, (2019). ¿Cuáles son las ventajas de la exfoliación facial? . Consultado de https://www.garnier.es/consejos-belleza/cuidado-piel/acne-puntos-negros/exfoliar-cara-granos«

«Yamila Papa Pintor, (2019). 6 mascarillas exfoliantes con ingredientes caseros. Consultado de https://mejorconsalud.com/6-mascarillas-exfoliantes-con-ingredientes-caseros/«


«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Adriana González
Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *