Síndrome de Ovario Poliquístico

Antes de comenzar a hablar sobre el “síndrome de ovario poliquístico” (SOP), lo debemos diferenciar del “ovario poliquístico”, los cuales a pesar de compartir el mismo apellido, no son lo mismo. Los ovarios poliquísticos son la presencia de quistes en los ovarios, pero cuando esta condición va acompañada de problemas hormonales, metabólicos hablamos de Síndrome de ovario poliquístico.

El síndrome de ovario poliquístico también llamado SOP por sus siglas, es un trastorno complejo donde variantes genéticas, ambientales interactúan, se combinan y contribuyen en su fisiología. Se caracteriza por una acumulación de folículos de desarrollo incompleto en los ovarios. Se diagnostica en un 10% de las mujeres que acuden al ginecólogo.

Características del SOP (Síndrome de ovario poliquístico):

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un síndrome de disfunción ovárica junto con características establecidas de hiperandrogenismo y cambios poliquísticos morfológicos en el ovario. En la actualidad aún su diagnostico es controversial ya que no todas las mujeres que sufren de SOP (síndrome de ovario poliquístico) presentan las mismas características ni la misma causa, pero desde la publicación de los criterios de Rotterdam, e acepta que el ciclo menstrual y la disfunción endocrina con hiperandrogenismo son más importantes para llegar al diagnóstico que los hallazgos ecográficos.

  • La prevalencia en el conjunto de la población varía del 10 al 20%, según los criterios que se utilicen para el diagnóstico.
  • Las manifestaciones clínicas incluyen menstruaciones poco frecuentes o ausentes y signos de exceso de andrógenos, como acné o seborrea.
  • El SOP se ha asociado con hirsutismo, infertilidad, resistencia a la insulina, niveles elevados de hormona luteinizante en suero, aumento de peso, diabetes tipo 2, ECV e hiperplasia endometrial.

Algunos factores implicados en el Síndrome de ovario poliquístico (SOP):

Función pituitaria anormal:

La primera anormalidad que se identifico fue un aumento hormona luteinizante (LH) en relación con la hormona estimulante del folículo (FSH) del SOP clásico, aproximadamente la mitad de los pacientes que padecen de Síndrome de ovario poliquístico les ocurre esta alteración.

Hiperandrogenismo ovárico funcional (HOF):

Está anomalía sucede por una disfunción intrínseca de los andrógenos (desequilibrio hormonal) producidos en el ovario, lo que desencadena en un excesivo crecimiento de pequeños folículos y al mismo tiempo se inhibe la maduración folicular y el desarrollo del folículo dominante.

Factores intrínsecos

En el SOP (síndrome de ovario poliquístico) la producción de hormonas se da principalmente en el ovario, pero en una mujer premenopáusica normal esa producción de hormonas se da tanto en el ovario como en las glándulas adrenales (ubicadas en el riñón).

Factores extrínsecos

En diversos estudios clínicos se ha llegado a la conclusión que la insulina tiene una acción directa sobre el ovario. La hiperandrogenemia y los trastornos ovulatorios se encuentran en los síndromes de resistencia a la insulina en mujeres premenopáusicas

La resistencia a la insulina asociada a la obesidad en el SOP está estrechamente relacionada; la prevalencia de obesidad en mujeres con SOP es mayor que en mujeres sanas.

El síndrome de ovario poliquístico tiene muchos factores implicados, en este articulo solo compartimos 4 pero son muchos más, por lo que es importante encontrar los factores relacionados en el SOP para poder tratar está patología que es muy común en mujeres y que muchas veces quienes padecen de SOP no son conscientes de ello.  

Recuerda que, si tienes sospecha o algunos signos como los nombrados, no te auto diagnostiques o automediques, consulta siempre a tu médico.

Asi mismo, puedes ver mayor información sobre el cuidado de los ovarios con nuestro atículo Cosas que una mujer debe saber sobre sus ovarios


Referencia Bibliográficas

  1. Cahill D, O’Brien K,Polycystic ovary syndrome (PCOS): metformin, BMJ Clin Evid. 2015; 2015: 1408. Publicado en línea el 27 de marzo de 2015, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4375713/
  2. Groth S, Adiponectin and Polycystic Ovary Syndrome,  Biol Res Nurs. Author manuscript; available in PMC 2013 May 7, Published in final edited form as: Biol Res Nurs. 2010 Jul; 12(1): 62–72. Published online 2010 May 24. doi: 10.1177/1099800410371824, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3646519/
  3. Ablan F, Fisiopatología del síndrome de ovario poliquístico,  Rev Obstet Ginecol Come vol.76 supl.1 Caracas jun. 2016, disponible en: http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0048-77322016000300005
  4. Sir-Petermann T, Maliqueo M, Pérez F, Síndrome de ovario poliquístico: la importancia de establecer su diagnóstico, Rev. méd. Chile v.129 n.7 Santiago jul. 2001, disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872001000700015
  5. Sanchez E, Actualización del manejo de síndrome de ovario Poliquístico, Revista Médica Sinergia Vol.4 Num:12 , Diciembre 2019, disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/sinergia/rms-2019/rms1912f.pdf
  6. Pérez J, Maroto K, Síndrome de Ovarios Poliquísticos, Vol. 35 (1) Marzo 2018 ISSN 1409-0015 Medicina Legal de Costa Rica Edición Virtual, disponible en: https://www.scielo.sa.cr/pdf/mlcr/v35n1/1409-0015-mlcr-35-01-94.pdf  

«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Anterior
Siguiente