¿Qué es la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes que afecta los ojos. Es causada por el daño a los vasos sanguíneos que van al tejido sensible a la luz que se encuentra en el fondo del ojo (retina).

Al principio, puede no tener síntomas o solo problemas leves de visión. A la larga, puede causar pérdida de la visión.

Cualquier persona con diabetes tipo 1 o tipo 2 puede padecer este trastorno. Cuanto más tiempo hayas tenido diabetes y cuanto menos te hayas controlado el azúcar en sangre, mayor la probabilidad de presentar esta complicación en los ojos.

¿Cuáles son los síntomas de la retinopatía ?

Posiblemente, no tengas síntomas en los primeros estadios de la retinopatía diabética y por ello, suele ser difícil detectarla a tiempo. Y es que, a medida que la enfermedad avanza, algunos de los síntomas pueden comprender:

  • Manchas o hebras oscuras que flotan en la vista (moscas volantes)
  • Visión borrosa
  • Visión variable
  • Percepción de colores alterada
  • Zonas de la visión oscuras o vacías
  • Pérdida de la visión

Por lo general, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos.

Factores de riesgo

Cualquier persona que tenga diabetes puede manifestar retinopatía diabética. El riesgo de manifestar la enfermedad ocular puede aumentar como consecuencia de lo siguiente:

  • Duración de la diabetes: mientras mayor sea la duración de la diabetes, mayor es el riesgo de manifestar retinopatía diabética
  • Control eficiente de nivel de azúcar en la sangre
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Embarazo
  • Consumo de tabaco
  • Ser afroamericano, hispano o nativo americano

Complicaciones

La retinopatía diabética implica el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en la retina. Las complicaciones pueden provocar problemas de visión graves:

Hemorragia vítrea:

Los vasos sanguíneos nuevos pueden perder sangre en la sustancia gelatinosa transparente que ocupa el centro del ojo. En casos más graves, la sangre puede llenar la cavidad vítrea y bloquear por completo la visión.

Desprendimiento de retina:

Los vasos sanguíneos anormales que se relacionan con la retinopatía diabética estimulan el crecimiento de tejido cicatricial, que puede desprender la retina de la parte posterior del ojo. Esto puede provocar manchas que flotan en tu visión, destellos de luz o pérdida grave de la visión.

Glaucoma:

Pueden crecer nuevos vasos sanguíneos en la parte delantera del ojo y afectar el flujo normal de líquido hacia afuera, lo que provoca una rápida acumulación de presión en el ojo (glaucoma).

Pérdida de la visión:

Con el tiempo, la retinopatía diabética, el glaucoma o ambos pueden provocar la pérdida completa de la visión.

¿Cuándo consultar al médico?

La manera óptima de prevenir la pérdida de la visión es llevar un control cuidadoso de la diabetes. Si sufres diabetes, pide una consulta con el oftalmólogo para realizarte un examen ocular con dilatación cada año (incluso si tu vista parece buena). 

Durante el embarazo podría empeorar la retinopatía diabética; por lo tanto, si estás embarazada, es probable que el oftalmólogo te recomiende otros exámenes oculares durante el embarazo.

Comunícate inmediatamente con el oftalmólogo si experimentas cambios súbitos en la visión o si esta se vuelve borrosa, irregular o difusa.


Referencias o bibliografías consultadas:

«Kierstan Boyd, (2019). ¿Qué es la retinopatía diabética?. Consultado de https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/retinopatia-diabetica«


«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Adriana González
Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *