Proteína Vegetal

Las proteínas son importantes para nuestro organismo ya que tienen diversas funciones en él. Las podemos obtener de las carnes de animales donde se le conocen como proteínas de origen animal o bien, de los vegetales a las que se les denomina proteínas vegetales.

Proteína vegetal

Las proteínas vegetales están siendo estudiadas por los grandes beneficios que estas presentan para la humanidad, no solo podemos hablar de sus beneficios en el organismo, sino que además poseen un gran beneficio de carácter ambiental.

Antes se señalaba que, para poder saber si una proteína tiene una buena calidad, se debía evaluar la cantidad de aminoácidos que esta posee, mientras más aminoácidos tenga y principalmente de aminoácidos de tipo esenciales (aquellos que el cuerpo no puede producir), era mucho mejor o al menos eso se creía tiempo atrás. Actualmente, no solo debemos evaluar la cantidad de aminoácidos que posea la proteína, sino también la digestibilidad de esta (su absorción), podemos tener una proteína con buena cantidad de aminoácidos, pero si no posee digestibilidad no se absorbe y, por ende, no es beneficioso para el cuerpo.

En esta misma línea, antes se creía que solo las proteínas de origen animal eran buenas, pero actualmente se ha podido observar que las proteínas vegetales tienen una buena cantidad de aminoácidos y su absorción también es óptima. Las proteínas vegetales tienen una ventaja ya que además de aportar aminoácidos esenciales, poseer una buena digestibilidad, no aportan colesterol, lo que la hace un excelente aliado para aquellas personas que tienen el colesterol alto.

Beneficios

Algunos de los beneficios de la proteína vegetal a nivel medicinal:

  • Reducción incidencia de cánceres, particularmente en veganos.
  • Disminución riesgo de desarrollar diabetes.
  • Disminución de desarrollar síndrome metabólico.
  • Y menos mortalidad por otras causas.

Estos beneficios probablemente se asocian con un IMC (Índice de Masa Corporal) más bajo, niveles de glucosas disminuidos, presión arterial baja, menos cantidad de colesterol y baja cantidad de colesterol LDL (Low Density Lipoproteins).

Se recomienda además tener un buen consumo de proteína vegetal como parte de una alimentación saludable, particularmente porque tienen un rol importante en el ECNT (control y prevención de las enfermedades crónicas no transmisibles).

Fuentes de proteína vegetal

De las proteínas vegetales podemos destacar la proteína de soja. La soja es una leguminosa y forma parte de la alimentación asiática, se le ha prestado importancia por su efecto en la salud de la mujer específicamente en aquellas que están en periodo de menopausia ya que contiene una alta cantidad de isoflavonas, las que ayudarían en disminuir los sofocos que se generan en esta etapa. La proteína de soja contiene todos los aminoácidos que un adulto necesita y la digestibilidad de estos es una de las más altas dentro las proteínas vegetales.

La proteína vegetal de la quinoa es otra que se debe destacar, posee una buena cantidad de aminoácidos esenciales (aminoácidos que el cuerpo no puede producir), contiene un 40% más de lisina que la leche, contiene entre un 58% a 68% de carbohidratos complejos lo que resulta de utilidad en los pacientes que padecen de Diabetes Mellitus. 

Por otro lado, no podemos dejar de lado a las legumbres que son una excelente fuente de proteína vegetal, favorecen el control del peso corporal, ya que dan mayor saciedad, evitan la acumulación de grasa a nivel abdominal y regulan los niveles de azúcar en la sangre.

Proteína vegetal y el medioambiente

Finalmente, no podemos dejar de destacar a las proteínas vegetales y su gran impacto medioambiental. La producción de proteína vegetal como las legumbres son una opción adecuada para obtener un  sistema alimentario sostenible, sus características agronómicas le otorgan una alta capacidad de adaptación en aquellos suelos empobrecidos, los cuales se ven favorecidos mediante aporte de materia orgánica, mejorando la biodiversidad así con ello ir mejorando la estructura del mismo y su capacidad en la retención de agua; permiten tener sistemas equilibrados, donde el uso de productos químicos -plaguicidas y fertilizantes, son prácticamente innecesarios, también contribuyen a una menor huella de carbono, convirtiéndolas en una de las fuentes alimentarias ambientalmente más sostenible.

La proteína vegetal cada día está sumando más adeptos por sus grandes bondades para nuestro cuerpo y nuestro sistema ambiental que tanta ayuda necesita para sobrevivir.

Recuerda que, en caso de dudas, consulta siempre a tu equipo médico de confianza.


Referencias Bibliográficas:

  1. Quesada D, Gómez G, ¿Proteínas de origen vegetal o de origen animal?: Una mirada a su impacto sobre la salud y el medio ambiente, Rev. Nutr. Clin. Metab. 2019;2(1):79-86, disponible en: https://revistanutricionclinicametabolismo.org/index.php/nutricionclinicametabolismo/article/view/rncm.v2n1.063/187
  2. Kurihara A, Okamura T, Sugiyama D, Higashiyama A, Vegetable Protein Intake was Inversely Associated with Cardiovascular Mortality in a 15-Year Follow-Up Study of the General Japanese Population, Vegetable Protein Intake was Inversely Associated with Cardiovascular Mortality in a 15-Year Follow-Up Study of the General Japanese Population, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6365153/
  3. Lynch H, Johnston C, Wharton C, Plant-Based Diets: Considerations for Environmental Impact, Protein Quality, and Exercise Performance, Nutrients. 2018 Dec; 10(12): 1841. Published online 2018 Dec 1. doi: 10.3390/nu10121841, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6316289/
  4. Mariotti F, Gardner C , Dietary Protein and Amino Acids in Vegetarian Diets—A Review, Nutrients. 2019 Nov; 11(11): 2661. Published online 2019 Nov 4. doi: 10.3390/nu11112661 PMCID: PMC6893534 disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6893534/
  5. Ramdath D, Padhi E, Sarfaraz S, Renwick S, Duncan A ,Beyond the Cholesterol-Lowering Effect of Soy Protein: A Review of the Effects of Dietary Soy and Its Constituents on Risk Factors for Cardiovascular Disease, Nutrients. 2017 Apr; 9(4): 324. Published online 2017 Mar 24. doi: 10.3390/nu9040324, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5409663/
  6. Pino L. A, Cediel G. G, Hirsch B. S, Ingesta De Alimentos De Origen Animal Versus Origen Vegetal Y Riesgo Cardiovascular, Rev Chil Nutr Vol. 36, Nº3, Septiembre 2009, disponible en: https://scielo.conicyt.cl/pdf/rchnut/v36n3/art03.pdf
  7. Chalvon T, Azzout D, Arfsten J, Egli L, Gaudichon C, Karagounis L, Tomé D, A Systematic Review of the Effects of Plant Compared with Animal Protein Sources on Features of Metabolic Syndrome, The Journal of Nutrition, Volume 147, Issue 3, March 2017, Pages 281–292, disponible en: https://academic.oup.com/jn/article/147/3/281/4584732
  8. Hernández J, La quinua, una opción para la nutrición del paciente con diabetes mellitus, Rev Cubana Endocrinol vol.26 no.3 Ciudad de la Habana dic. 2015, disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-29532015000300010
  9. Siying S. Li, Blanco S, Lytvyn L, Stewart S, Effect of Plant Protein on Blood Lipids: A Systematic Review and Meta‐Analysis of Randomized Controlled Trials, J Am Heart Assoc. 2017 Dec; 6(12): e006659. Published online 2017 Dec 20. doi: 10.1161/JAHA.117.006659, disponible en:  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5779002/
  10. Rios I, Acosta E, Samudio E, Hruska A, Gregolin A, Beneficios Nutricionales, Agroecológicos y Comerciales de las Legumbres, Rev. chil. nutr. vol.45 supl.1 Santiago 2018, disponible en:https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182018000200008

«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Anterior
Siguiente