¿Por qué tenemos mala memoria?

La memoria es el medio por el cual codificamos, almacenamos y recuperamos información, para ser posteriormente utilizada. Su provecho en la vida cotidiana es crucial: recordar el camino a casa, la formación de nuevas ideas y buscar soluciones a los problemas, son algunos de sus beneficios, además es un factor fundamental para el aprendizaje y el pensamiento. (Mesones, 2012). Seguramente te has preguntado ¿Por qué tenemos mala memoria? Hoy te lo vamos contar.

Existen ciertas situaciones que podrían disminuir nuestra capacidad de memoria, dificultándonos el día a día con cosas sencillas como un ¿Dónde dejé las llaves?

¿Cuáles son los enemigos de mi memoria?

Nicotina

La adicción conocida como “Síndrome del fumador” conlleva problemas respiratorios y cardiovasculares que pueden dar lugar a infartos o derrames cerebrales.

Además del efecto directo en la persona que fuma, son especialmente terribles los efectos que se pueden dar en los hijos de madres fumadoras, ya que impiden que llegue suficiente oxígeno al torrente sanguíneo de sus fetos, con las consecuencias que ya conocemos para el desarrollo de los tejidos nerviosos.

Efectos del tabaco son, entre otros, bajo peso al nacer, aumento del número de nacimientos prematuros por la menor capacidad de las defensas del bebé y, en general, pueden quedar debilitados todos los sistemas de su organismo.

Alcohol

En dosis bajas puede facilitar la interacción social, pero su abuso ataca todos los tejidos del organismo y produce lesiones cerebrales extensas. Un abuso prolongado del alcohol y una deficiente alimentación puede desembocar en una sintomatología múltiple con especial afectación de la memoria, enfermedad que se conoce como “Síndrome de Korsakoff”.

Marihuana

Puede provocar alteraciones en la memoria a corto plazo, la productividad, se arrastran palabras y no hay conversación con sentido. Se produce la llamada “risa tonta”, necesidad de consumir dulces y somnolencia. La marihuana afecta a la funcionalidad del lóbulo prefrontal: la inteligencia ejecutiva, es decir, la planificación del presente y del futuro, la personalidad y la focalización de la atención.

Cocaína

Produce insomnio, temblores, náuseas y conducta psicótica.

Drogas de diseño (éxtasis)

Según recientes estudios con animales experimentales, cada pequeña dosis supone la muerte de grandes poblaciones de neuronas. Su reincidencia conlleva un proceso degenerativo veloz. (Matás, 2013).

Ayunos prolongados

El cerebro se alimenta de glucosa (azúcar) si no hay ingesta de alimentos por un largo periodo de horas, es probable que nuestra memoria y concentración se vea afectada.

Sedentarismo

La falta de actividad física acompañado de una mala alimentación, generará una oxigenación cerebral deficiente.

Una vez conociendo los principales factores que dañan nuestra memoria, aprendamos que hábitos o situaciones nos ayudarían a mejorarla.

¿Cuáles son los aliados de mi memoria?

Mantener una buena memoria en la adultez implica 3 cosas globalmente;

  • Cuidado físico adecuado (buena alimentación y actividad física regular).
  • Mantenimiento social y emocional adecuado.
  • Mantenimiento cognitivo (Maroto, 2012).

Para poder llevarlas a cabo le podemos recomendar las siguientes actividades o hábitos:

  • Prestar más atención a las cosas: La atención es la llave de la memoria. Tenemos que leer prestando atención, tenemos que prestar atención a las conversaciones, tenemos que prestar atención a lo que hacemos, etc.
  • Realizar ejercicios para mejorar el estado emocional: la relajación y respiración, son especialmente útiles en momentos de concentración.
  • Utilizar estrategias de memoria: Tales como; Visualización, asociación, agrupación y caracterización. Algunos ejemplos de ellos son:
  1. Visualización: Visualizar es ver con la mente. Evocar imágenes es más fácil que evocar conceptos en abstracto o verbalmente.
  2. Asociación: Cuantas más conexiones se establezcan mentalmente entre los conceptos nuevos y los que ya se poseen más fácil resultará la memorización; Por ejemplo, la 2ª Guerra Mundial comenzó el año en el que nació mi padre.
  3. Agrupación: consiste en juntar en varias unidades una información que es relativamente extensa. Por ejemplo, si queremos recordar un número de teléfono -917104026- nos resultará más fácil si los números los juntamos en pequeños grupos: «91-710-40-26.
  4. Categorización: Al ir al comprar al supermercado, recordar los objetos por su categoría “cosas para el desayuno; pan, mermelada, y azúcar” (García).

«Consulta siempre a tu médico, no te automediques»

Alimentos que mejoran mi memoria

Omega 3

Es este un compuesto esencial para las células del organismo humano que se encuentra en los pescados grasos como las sardinas, el salmón o el arenque. Posee propiedades terapéuticas sobre el sistema cardiovascular, trastornos del ánimo y el cerebro

Ajo

Entre sus beneficiosos efectos figuran sus propiedades antitrombóticas. Igualmente previene la arteriosclerosis y los accidentes vasculares asociados a la misma. Por la tanto, mejora la circulación sanguínea y de ahí su acción beneficiosa sobre la hipertensión arterial.

Ginseng

Adaptógeno y mejora la circulación cerebral, por ende, llega más oxígeno y nuestra memoria se ve potenciada además de mejorar el estado anímico. (Chile, 2006).

Ginkgo Biloba

Han demostrado un beneficioso efecto sobre la memoria y las facultades de aprendizaje, al aumentar la circulación cerebral y, por tanto, el aporte de oxígeno y nutrientes esenciales. Está especialmente recomendado en problemas de memoria y en alteraciones de las funciones cognitivas asociadas al envejecimiento. (Matás, 2013).

«Consulta siempre a tu médico, no te automediques»

Biografía

Chile, I. d. (2006). Monografía Panax Ginseng C.A. Meyer. 

García, J. (s.f.). La importancia de la memoria. Desarrollo Saludable. Aportes desde la psicología.

Disponible en: https://www.um.es/sabio/docs-cmsweb/aulademayores/texto._la_importancia_de_la_memoria.pdf Visto el 20.07.2020

Maroto, P. M. (2012). La memoria: Programa de estimulación y mantenimiento cognitivo. Instituto de Salud Pública.

Disponible en: https://fiapam.org/wp-content/uploads/2012/10/maroto-memoria-01.pdf Visto el 20.07.2020

Matás, P. M. (2013). Alteraciones de la memoria y posibilidades de mejora. Disponible en: https://www.um.es/sabio/docs-cmsweb/aulademayores/alteraciones_memoria.pdf Visto el 20.07.2020

Mesones, J. (2012). Los trastornor de la memoria y su limite con la demencia. Universidad Internacional del Mar. Disponible en: https://www.um.es/lafem/Actividades/OtrasActividades/2012-CursoPsiquiatria/MaterialAuxiiar/2012-06-10-trastornosMemoria.pdf Visto el 20.07.2020

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *