Pasos para desinfectar una herida en casa

Los accidentes suelen ocurrir en los momentos menos oportunos… Un resbalón al pie de la escalera, al cortar verduras en la cocina o al jugar con las mascotas; lo cierto es que nunca estaremos alejados a la posibilidad de sufrir una cortada, golpe o raspón.

Sin embargo, debemos estar preparados en todo momento porque estas heridas no son tan simples como creemos. Estas pueden llegar a complicarse en cuestión de horas y, al final, producir un malestar mucho mayor.

Atender rápido este tipo de lesiones es fundamental, así que conoce cuáles son los pasos que debes seguir al momento de que este inconveniente se presente:

  1. Lo primero: ¡A lavarse las manos! Tanto si creemos que las tenemos limpias como si no, antes de curar una herida, hay que lavarse exhaustivamente las manos con agua y jabón, repasando todas las zonas de nuestras manos.
  2. Si la herida sangra, lo que hacemos es controlar la hemorragia. Para ello, ejerce presión sobre la herida con una gasa estéril hasta detener el sangrado.
  3. Limpia la herida con agua y jabón. Es importante utilizar abundante cantidad de agua, mejor si es con un poco de presión (como por ejemplo, utilizando la ducha).
  4. Para secar las heridas, hay que hacerlo desde la parte central de las mismas hacia los bordes, dónde está la piel sana.
  5. Aplica un antiséptico. El antiséptico de elección para desinfectar heridas es la clorhexidina.
  6. Después de aplicar el antiséptico, cubriremos la herida para favorecer su cicatrización.
  7. Los días posteriores hay que seguir lavando la herida y aplicar el antiséptico. Pero, ¡atención a las primeras 24-48 horas!

Antes de empezar a desinfectar la herida, es necesario que conozcas las diferencias entre una herida superficial y una profunda:

Heridas superficiales:

En esta categoría se cuentan los raspones, cortes con papel o con hojas filosas y otras que no lleguen a los músculos. Codos, rodillas, manos, dedos, talones y cabeza son las áreas más comunes.

Para desinfectar heridas basta que la enjuagues con agua y jabón –preferiblemente neutro–. Sécala con una gasa y comprueba si deja de sangrar.

Después recomendable aplicar una crema o spray antiséptico a base de yodo. Si no es muy grande, deja que se seque al natural. De lo contrario, cúbrela con una capa ligera de gasa y asegurala con adhesivo.

Heridas profundas:

En esos casos es mejor utilizar algodones o hisopos para desinfectar heridas, luego de controlar la hemorragia.

Al tener la piel limpia, aplica un ungüento antiséptico y, de ser posible, algún compuesto cicatrizante. También existen vendajes y cremas que actúan rápido.

Desinfectar una herida en casa es sencillo, pero debes tener presente que en este tipo de casos la venda en el lugar es fundamental. La piel es un órgano delicado, y necesitamos esterilizar ese raspón o herida profunda. Esperamos que te hayamos ayudado, cuéntanos si te gustó y déjanos tu comentario.


Referencias:

«Reme Navarro Escrivá, (2019). Cómo desinfectar una herida infectada. Consultado de https://www.mifarma.es/blog/2018/07/como-desinfectar-una-herida-infectada/«

«Apoya tu Salud, (2020). ¿Qué antiséptico utilizarías para curar una herida?. Consultado de https://www.apoyatusalud.com/que-antiseptico-utilizo/«


«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Adriana González
Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *