La vitamina E y sus múltiples beneficios

La vitamina E es esencial para el funcionamiento del organismo, debido a que tiene potente acción antioxidante, propiedades antiinflamatorias, además de contribuir para el control del colesterol malo y mejorar la fertilidad debido a que tiene un papel importante en la producción hormonal.

Esta vitamina se encuentra en la alimentación, siendo sus principales fuentes los alimentos de origen vegetal como maní, almendras, semillas de girasol, avellanas, aguacate o aceite de oliva y en algunos cereales integrales.

Este nutriente neutraliza los radicales libres y, en consecuencia, protege de la oxidación a las membranas celulares de todo el organismo, especialmente a las de las células del sistema nervioso, del sistema cardiovascular y del sistema muscular.

Del mismo modo, evita la oxidación de las grasas, las proteínas y los ácidos nucleicos (ADN y ARN) e inhibe la formación de nitrosaminas. Por eso, tomar la cantidad adecuada de esta vitamina es clave para el desarrollo normal del sistema neurológico y del muscular.

Por otro lado, la vitamina E también colabora en la formación de glóbulos rojos y la coagulación de la sangre, estimula al sistema inmunitario y su presencia es necesaria para el funcionamiento de la retina y de la fertilidad.

¿Cuándo incluir vitamina E en la dieta?

Puede ser utilizada para mantener la salud de la piel, aumentando su elasticidad y previniendo arrugas, para mejorar la circulación sanguínea, ayudar a controlar el colesterol, combatir los radicales libres del cuerpo y prevenir el envejecimiento.

Además, fortalece el sistema inmune y puede ser recomendada como suplemento para parejas con problemas de fertilidad., Y en algunos casos donde hay alteraciones en los valores de colesterol, el médico podrá indicar la ingesta de 1000 mg por día de tocoferol como parte del tratamiento clínico.

En los recién nacidos prematuros, la deficiencia de vitamina E puede causar retinopatía del prematuro y sangrado intracraneal, por lo que en estos casos se administra entre 10 y 50 mg de Vitamina E diariamente bajo supervisión médica.

¿Para qué sirve la vitamina E?

También conocida como alfa-tocoferol, es uno de los antioxidantes más importantes, por lo que sus beneficios incluyen:

  • Equilibra los niveles de colesterol.
  • Mejora la salud de la piel (cicatrización) y del cabello, debido a que proporciona integridad a la piel y a las paredes celulares.
  • Aumenta la firmeza de la piel y previene las arrugas.
  • Previene el envejecimiento;
  • Combate la infertilidad, debido a que contribuye para la formación de hormonas. Asimismo, esta maravillosa vitamina ayuda en el funcionamiento del cerebro y proporciona una gran mejoría del sistema inmune.

Efectos secundarios

Consumirla en alimentos no es riesgoso ni dañino. Sin embargo, las dosis altas de suplementos de vitamina E (suplementos de alfa-tocoferol) podrían incrementar el riesgo de hemorragia cerebral (accidente cerebrovascular hemorrágico). Los altos niveles de vitamina E también pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones al respecto.

¡Ya lo sabes! Este nutriente es una buena opción para incluir como suplemento alimentario, pero es importante consultar a un especialista antes de empezar a consumirlo.


Referencias o bibliografías consultadas:

«Equipo Editorial de garnier.es, (2017). Propiedades de la vitamina E para el pelo y la piel. Recuperado de https://www.garnier.es/consejos-belleza/ingredientes-piel/propiedades-vitamina-e-pelo-piel«

«Montse Parada, (2018). La vitamina E, un antioxidante natural para la piel. Recuperado de https://www.avogel.es/blog/beneficios-vitamina-e-para-piel/»


«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Anterior
Siguiente