Intolerancia a la Lactosa

La intolerancia a la lactosa es una afección donde cada día más personas la padecen. En Chile se estima que casi el 50% de la población sufre en algún grado Intolerancia a la Lactosa y algunos estudios internacionales hablan sobre que el 50% de la población de Latinoamérica es incapaz de digerir la lactosa, lo que significa que ya sea de mayor o menor grado gran cantidad de personas padecen de Intolerancia a la Lactosa

Pero ¿Qué es la Intolerancia de la Lactosa?

La intolerancia a la Lactosa se define como diversas manifestaciones clínicas que aparecen tras el consumo de lácteos, que se debe a la incapacidad de digerir o absorber la lactosa. La lactosa es un carbohidrato presente en la leche, aunque no es exclusivo de ese alimento ya que también la podemos encontrar en alimentos procesados.

La intolerancia la lactosa puede ser de origen primario o secundario, el primario es cuando hay una deficiencia de la enzima lactasa la cual es responsable de digerir a la lactosa y así poder ser absorbida en el intestino. La secundaria se da cuando existe un problema intestinal que afecta al lumen o a las paredes intestinales como enfermedad celiaca o procesos inflamatorios.

Cabe señalar que intolerancia a la leche no es lo mismo que intolerancia a la Lactosa, la primera hace referencia a cualquier nutriente que la leche posea en cambio la segunda es el carbohidrato lactosa que puede estar presente en lácteos u en otros alimentos como suplementos.

Los síntomas para reconocer si padecemos esta patología son: dolor abdominal, náuseas, flatulencia y/o diarrea luego de consumir productos que contengan lactosa. La intensidad de los síntomas dependerá de la cantidad ingerida de lactosa en los alimentos consumidos o incluso de la sensibilidad que la persona posea a la lactosa.

¿Quiénes pueden padecer?

Como revisamos anteriormente hay personas que padecen de Intolerancia a Lactosa de origen primario o secundario, las de origen primario puede ser por una falla congénita, algunos hablan de que puede ser hereditaria y otros mencionan que se pueden generar mutaciones a nivel intestinal mientras se avanza en edad donde finalmente se desarrolla la enfermedad.

Por otro lado, el de origen secundario como se describió en los párrafos anteriores se debe a que existe alguna patología de base a nivel intestinal que termina por afectar también la absorción o digestibilidad de la lactosa generando la intolerancia.

Veamos algunos factores de riesgo que nos pueden llevar a que nuestro organismo desarrolle la intolerancia:

  • Edad avanzada.
  • Nacimiento prematuro.
  • Enfermedades que afectan al intestino delgado.
  • Ciertos tratamientos oncológicos.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento se basa principalmente en excluir alimentos que tengan lactosa, la mayoría tiene un rechazo a la leche por el contenido de lactosa, a esas personas se les debe asegurar la cantidad de calcio ya que pueden presentar déficit de este mineral.

Otra forma de tratar la intolerancia es disminuir la cantidad de lactosa ingerida en aquellas personas que son más sensibles a ella para lo cual se necesita evaluación médica donde indiquen que tratamiento es mejor.

Cabe recordar que los probióticos tienen un factor protector frente a la intolerancia a la lactosa, además de innumerables beneficios para la salud. Las cepas Lactobacillus reuteri y L. acidophilus han demostrado ser eficaces para el tratamiento pudiendo ser una alternativa o complemento a este.

Finalmente, no olvides de consultar a tu médico para saber si realmente tienes Intolerancia a la lactosa o se trata de otro problema.


Referencias Bibliográficas:

  1. Rosado J, Intolerancia a la lactosa , Gac Med Mex. 2016;152 Suppl 1:67-73, disponible en: https://www.anmm.org.mx/GMM/2016/s1/GMM_152_2016_S1_067-073.pdf
  2. Riquelme A, Arrese M, Espino A, Manual De Gastroenterología Clínica,  Departamento de Gastroenterología, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile, disponible en: https://medicina.uc.cl/wp-content/uploads/2018/04/manual-gastroenterologia-clinica-feb2016.pdf
  3. Instituto de Políticas Públicas en Salud, Intolerancia a la lactosa, más común de lo que creemos, Universidad San Sebastián disponible en: http://www.ipsuss.cl/ipsuss/columnas-de-opinion/dominique-diaz/intolerancia-a-la-lactosa-mas-comun-de-lo-que-creemos/2018-05-10/165843.html
  4. Castro M, Arias I, Barboza F, Duque D, Usos Clínicos De Los Probióticos: Malabsorción De Lactosa, Cólico Del Lactante, Enfermedad Inflamatoria Intestinal, Enterocolitis Necrotizante, Helycobacter Pylori, Arch Venez Puer Ped vol.79 no.1 Caracas mar. 2016,  disponible en: http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06492016000100006

«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *