Fosfatidilcolina: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

Fosfatidilcolina: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

La fosfatidilcolina, también llamada lecitina, es el fosfolípido más abundante en los diferentes tejidos corporales. Junto con las sales biliares, ayuda a la solubilización de los ácidos biliares en la bilis.

Está presente a lo largo de todo el cuerpo, pero resulta más patente en las células del cerebro, del tejido nervioso y de los glóbulos blancos. Se sintetiza de forma natural en el hígado y es componente estructural de la membrana de los organismos vivos aportándole elasticidad y las protege de los efectos destructores de los radicales libres. Además, posibilita la entrada y salida de nutrientes en la célula.

Características y beneficios de la fosfatidilcolina

Una de las cualidades más importantes de la fosfatidilcolina es su poder de aportar ácidos grasos muy saludables, como el ácido linoleico y el linolénico, además de inositol, colina y fósforo.

Estos componentes de la fosfatidilcolina contribuyen a mejorar el perfil lipídico en sangre y previene el desarrollo de hígado graso; condición vinculada con un mayor riesgo metabólico y cardiovascular.

Se estima que la fosfatidilcolina acelera y mejora el metabolismo graso al reducir el exceso de colesterol LDL (dañino) y promover en el hígado la síntesis de una gran cantidad de colesterol HDL (beneficioso).

La fosfatidilcolina es rica en fosfolípidos, que permiten emulsionar las grasas del organismo con el agua, lo cual favorece su expulsión y esto previene la formación de colesterol y otros lípidos que se vuelven sólidos y quedan adheridos a las arterias. El uso de la fosfatidilcolina favorece la circulación y evita la formación de coágulos por lo que previene el infarto de miocardio y otras enfermedades circulatorias.

La fosfatidilcolina se encuentra naturalmente en el huevo, cereales integrales y legumbres (como la soja).

Su acción en la función cognitiva

Los lípidos como la fosfatidilcolina, se caracterizan por tener un papel esencial en la integridad y funcionalidad de las membranas neuronales, incluyendo las membranas sinápticas. La pérdida de la sinapsis y la disfunción característica del Alzheimer se ha relacionado con la degeneración de las membranas de las neuronas y aumento en la degradación de los fosfolípidos de membrana.

Estudios realizados con suplementos de fosfatidilcolina, demostraron ser efectivos respecto a la reducción del estrés, mejorando la memoria, motilidad y cognición, disminuyendo la neurodegeneración en pacientes con enfermedad de Alzheimer, y mejorando parámetros asociados a la concentración en humanos y animales.


Referencias Bibliográficas:

  1. Medisan, Aspectos farmacológicos de la lecitina de soya y sus posibles aplicaciones médicas, Dra. Leidys Cala Calviño, Dr. Miguel Enrique Sánchez Hechavarria y Lic. Daniel S. García Torres, 2017, disponible en http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192017000100010
  2. Lecitina de soya, Su interés en fitoterapia, Carlos Roldán Cruz, M ª Ascensión Serván Alcántara y María Tornos León, Dpto. Farmacología, Facultad de Farmacia, Universidad de Sevilla, Sevilla, España, visitado el 07-04-2021, disponible en https://idus.us.es/bitstream/handle/11441/55497/Lecitina%20de%20soja_su%20interes%20en%20Fitoterapia.pdf;jsessionid=7BB0F5E2B622F6CF136B408B972B7588
  3. Fosfolípidos: propiedades y efectos sobre la salud, Jairo Torres García y Samuel Durán Agüero, Nutrición Hospitalaria, 2015, disponible en http://www.aulamedica.es/nh/pdf/7961.pdf

«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *