Día Internacional de la Educación

El 24 de enero del presente año se celebra la tercera edición del Día Internacional de la Educación. El tema de esta edición será “Recuperar y revitalizar la educación para la generación COVID-19”.

Todas las mujeres y los hombres tienen derecho a la educación. Articulado y protegido por la Declaración Universal de Derechos Humanos y reconocido como uno de los cinco derechos culturales básicos, el derecho a la educación proporciona a los individuos y las sociedades las capacidades y conocimientos críticos necesarios para convertirse en ciudadanos empoderados, capaces de adaptarse al cambio y contribuir a su sociedad, economía y cultura.

La importancia de la Educación

Una población educada tiene efectos positivos sobre otras áreas clave del desarrollo: menores tasas de mortalidad materna e infantil, reducción de las tasas de infección por VIH y SIDA así como importantes repercusiones en la promoción de la sostenibilidad medioambiental. Además, la educación juega un rol clave a la hora de promover la inclusión social, la tolerancia y el respeto a la diversidad. 

La base: La educación a los niños.

La educación es el aprendizaje de diversos conocimientos. Empieza por la adquisición de conocimientos básicos, es decir, por la alfabetización. En esta fase, los niños aprenden a leer y a escribir gracias a la educación primaria y al apoyo de los padres.

Es una etapa esencial que permitirá al niño continuar con su formación e integrarse en la educación secundaria y superior.

La educación permite también transmitir principios comunes a las nuevas generaciones, conservando y perpetuando, así, los valores de toda una sociedad.

La educación es, por tanto, un aprendizaje necesario que permite a las personas desarrollar su personalidad e identidad, así como sus capacidades físicas e intelectuales. De esta manera, contribuye a su plenitud personal favoreciendo la integración social y profesional.

Así, la educación contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas. Ofrece a adultos y niños desfavorecidos una oportunidad para salir de la pobreza. Es, por tanto, una herramienta fundamental para el desarrollo económico, social y cultural de todas las poblaciones del mundo.

En conclusión

En el Día Internacional de la Educación queremos recordar que la educación es el mecanismo de movilidad social más eficaz que existe: impide que se perpetúe el círculo vicioso de la pobreza, promueve la igualdad de oportunidades y reduce la desigualdad social. Eso sí, para que la educación sea capaz de facilitar la consecución de estos logros en el largo plazo, es necesario que sea “equitativa, inclusiva y de calidad”.

Por estos motivos expuestos, la educación es un derecho humano que debe ser accesible a todas las personas, sin discriminación alguna. Las normas internacionales reconocen la importancia del derecho a la educación e insisten en la necesidad de hacer de la educación primaria un derecho accesible a todos los niños. Por lo tanto, los Estados deben concentrar sus esfuerzos en la educación primaria para hacer las escuelas accesibles y gratuitas para todos los niños, permitiéndoles así aprender a leer y escribir.

Referencias

UNESCO – Unesco.org, EDUCACIÓN en Librería digital, disponible en el enlace directo: https://es.unesco.org/creativity/sites/creativity/files/digital-library/cdis/Educacion.pdf

ONG Ayuda en acción – Ayudaenaccion.org. Blog ¿Por qué es importante la educación en el siglo XXI? Disponible en el siguiente enlace directo: https://ayudaenaccion.org/ong/blog/educacion/importancia-educacion-siglo-xxi/

HUMANIUM.ORG – Derechos del niño, derecho a la educación. Blog disponible en el siguiente enlace: https://www.humanium.org/es/derecho-educacion/#:~:text=El%20derecho%20a%20la%20educaci%C3%B3n,cultural%20de%20todas%20las%20sociedades.

Anterior
Siguiente