Artrosis síntomas y cuidados

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad que lesiona el cartílago articular y origina dolor, rigidez e incapacidad funcional. Habitualmente se localiza en la columna cervical y lumbar, en algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las manos, la articulación de la raíz del pulgar, la cadera, la rodilla y la articulación del comienzo del dedo gordo del pie. Fuera de estos lugares, la artrosis es rara y, cuando aparece, se debe sospechar la existencia de un daño previo o de otra enfermedad articular subyacente.

El síntoma fundamental de la artrosis es el dolor. Este dolor suele aparecer cuando se exige un esfuerzo a la articulación enferma, bien sea de movimiento o de carga. Más adelante, en el progreso de la enfermedad, el dolor puede aparecer con el reposo o el descanso nocturno.

Chile es el tercer país de Latinoamérica con más casos de artrosis y se estima que más del 50% de la población mayor a 50 años presenta la patología en alguna articulación relevante. La artrosis de rodilla es la principal causa de deterioro en la movilidad, especialmente en mujeres. Por esto, hemos dedicado este artículo a conocer la artrosis síntomas y cuidados.

Factores de riesgo de la artrosis

Aunque la causa de la artrosis es desconocida, existen una serie de factores que se relacionan de manera directa con el deterioro progresivo de la articulación:

  • Edad: El desgaste por el uso de las articulaciones aumenta a medida que se envejece.
  • Obesidad: El aumento del peso corporal es un factor importante en el desarrollo de la artrosis, especialmente en la columna lumbar, las caderas y las rodillas. A mayor peso, mayor sobrecarga de estas estructuras y mayor desgaste.
  • Lesión o uso excesivo: Los atletas y las personas con trabajos que requieren hacer movimientos repetitivos, tienen un mayor riesgo de desarrollar artrosis. Es lo que les ocurre a los futbolistas que padecen de artrosis de rodilla o los manipuladores de martillo neumático, que padecen de artrosis de codo y muñeca.
  • Genética: Juega un papel en el desarrollo de la artrosis, especialmente en las manos, donde la sobrecarga mecánica no es tan evidente como en otras estructuras como las rodillas. Esto se manifiesta de muchas maneras. Las alteraciones hereditarias afectan la forma o la estabilidad de las articulaciones y pueden llevar al desarrollo de la artrosis. Así, las personas con rodillas en aro o en paréntesis, tienen más posibilidades de desarrollar una artrosis de rodilla, por el reparto anómalo de la carga sobre la articulación.
  • Otras enfermedades: Cualquier enfermedad que altere las articulaciones como la artritis, puede dañar el cartílago de manera precoz y producir una artrosis en la articulación de manera temprana.

Cuidados que se deben mantener en la artrosis

  • La información debería ser una parte integral en el manejo de cualquier patología crónica, debiendo incluir detalles acerca de la enfermedad, de la investigación al respecto y de su manejo actual, todo ello en el marco de un programa educacional, tanto para el paciente como para su familia.
  • La educación sanitaria debe tener como objetivo enseñar al paciente a vivir de acuerdo con sus limitaciones articulares, evitando sobrecargas, modificando posturas incorrectas y realizando actividades adecuadas.
  • Se recomienda alternar el reposo con una deambulación progresiva, desaconsejándose la inmovilización prolongada que no hará sino favorecer la atrofia muscular y la progresión de la enfermedad artrósica.
  • Se aconseja tratamiento dietético en pacientes con sobrepeso, al ser la obesidad el mayor factor de riesgo para el desarrollo y progresión de la artrosis de rodilla y cadera.
  • La terapia física y ocupacional juega un papel central en el manejo de pacientes con artrosis que, con frecuencia, les impide desarrollar actividades de la vida diaria. Tiene como objetivos prevenir la lesión y la incapacidad, mejorar el dolor y la rigidez y mantener la funcionalidad el mayor tiempo posible.
  • Tanto en el caso de la artrosis de cadera como en la de rodilla, el uso apropiado de un bastón, en la mano contralateral a la cadera o rodilla afectas, reduce las fuerzas de carga en la articulación y se asocia con una disminución del dolor y una mejora en la función.
  • El frío es también útil en la fase aguda de dolor, aplicado mediante bolsas heladas o de gelatina durante 10-15 minutos, evitando la aplicación directa sobre la piel.
  • Los ejercicios aeróbicos han demostrado ser útiles y eficaces en pacientes con artrosis de rodilla y cadera, sobre todo los acuáticos o de paseo, durante 30-60 minutos diarios, iniciando la deambulación en función de la tolerancia del paciente.

Referencias Bibliográficas:

  1. ¿Qué es la artrosis?, Sociedad Española de Reumatología, visitada el 17 de marzo de 2021, disponible en http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-bio/artrosis.pdf
  2. Osteoporosis y Artrosis: enfermedades crónicas que afectan a mujeres mayores de 50 años y ya no son invalidantes, El mostrador, 27 octubre, 2017, disponible en https://www.elmostrador.cl/agenda-pais/vida-en-linea/2017/10/27/osteoporosis-y-artrosis-enfermedades-cronicas-que-afectan-a-mujeres-mayores-de-50-anos-y-ya-no-son-invalidantes/
  3. Artrosis, Clínica Barcelona, visitada al 17 de marzo, disponible en https://www.clinicbarcelona.org/asistencia/enfermedades/artrosis/causas-y-factores-de-riesgo
  4. Osteoartritis, Mayo Clinic, visitada el 17 de marzo de 2021, disponible en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/osteoarthritis/symptoms-causes/syc-20351925
  5. Guía de manejo clínico de la artrosis de cadera y rodilla, Revista de la Sociedad Española del Dolor, I. Morgado, A. C. Pérez, M. Moguel1, F. J. Pérez-Bustamante y L. M. Torres, julio 2005, http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-80462005000500006

«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *