Alimentación Post 18 de Septiembre

Este dieciocho sin duda, fue uno de los más particulares que hemos vivido a lo largo de nuestras vidas. 

Un nuevo escenario, respetando el distanciamiento social y compartiendo, quizás, con un cuarto de las personas con las que lo hacíamos habitualmente en los años pasados. Menos fondas y más comida en casa.

Este último punto quizás nos jugó un poco en contra, ya que, si nos quedaba comida del almuerzo, nos la comíamos entre comidas, aumentando los picoteos a lo largo del día… Yo creo que varios hicieron unas ricas empanadas de horno en sus casas, y se dieron el lujito de comerlas al desayuno, al almuerzo, para la once o a medianoche para acompañar el terremoto.

Ahora sumemos la constante de la cuarentena. Todos estamos más ansiosos, algunos encerrados, aumentamos considerablemente la ingesta de comida, algunos ganamos unos kilos y eso está bien (tenemos que aceptar la realidad y no castigarnos por eso). El dilema es que a todo este exceso post pandemia, le sumamos las calorías del dieciocho. 

Un total caos nutritivo.

Tips para la alimentación post 18 de septiembre

Le indicaremos una serie de consejos nutricionales que podrá aplicar en su casa, para mejorar su alimentación post 18 de septiembre, saque lápiz y papel y ponga atención:

Primero que todo: Aumente considerablemente el consumo de agua. Por favor, beba un vaso de agua cada 3 horas, aunque no haya sensación de sed, suena mucho, pero es lo mínimo diario para optimizar nuestro organismo, facilitaremos el funcionamiento de nuestros órganos depuradores como el hígado y los riñones, ellos son los mejores “détox” que podemos estimular.

También podemos beber agua de manera inteligente, haciendo infusiones de hierbas. Le recomiendo, una agüita de manzanilla, de menta o de naranjo, esta última también ayuda con el nerviosismo, por lo cual, estará más tranquilo y quizás menos ansioso.

Una infusión con anís le ayudará con la acumulación de gases y cólicos digestivos. Todas estas infusiones son maneras prácticas y beneficiosas de aumentar su consumo de agua al final del día, su cuerpo se lo agradecerá.

Otro consejo es el sagrado consumo de frutas y verduras, usted debe consumir de manera habitual entre 2 a 3 frutas por día y ¡consumir todas las verduras de hoja verde que usted prefiera! (Si, puede comerse la ensaladera completa de lechuga o apio si gusta). Respecto a las verduras de color (morado, anaranjado, rojo o blanco), no es necesario que consuma todos los colores el mismo día, puede hacerlo a lo largo de la semana.

Proteínas para la ansiedad

Un consejo bastante útil en tiempos de ansiedad y post festividades es aumentar el consumo de proteínas en tu alimentación. 

¡La proteína es el nutriente más saciante!, por lo cual, lo ideal es consumir proteína en CADA tiempo de comida. 

Un ejemplo dietético sería el siguiente:

En el desayuno consuma huevos (una marraqueta con huevos duros o huevos revueltos).

Al almuerzo consuma pollo (una cazuela de pollo es una excelente opción, le recomiendo cocinar el pollo sin piel)

En su colación de la tarde consuma un yogurt con frutos secos (nueces o almendras)

En la once puede consumir el clásico Jurel con cebolla (excelente fuente de proteína y ácidos grasos omega 3 que protegen tu corazón y cerebro), esto lo puede acompañar con un pan, de preferencia integral, si no, una marraqueta está bien (olvídese del amasado).Si antes de dormir sufre de ansiedad por comer algo más, puede tomarse un vaso de leche de preferencia, preparar una ensalada con atún (la clásica lechuga con atún) o queso fresco, o servirse otro yogurt.

Una alimentación sana para nuestra salud

Con estos pequeños cambios, usted se mantendrá saciado a lo largo de día y su cuerpo no le pedirá de manera constante, revisar el refrigerador.

Trate de evitar post 18 de septiembre los alimentos ultra procesados (esos que tienen muchos nombres innombrables en su listado de ingredientes), las frituras, el alcohol y consumir aceite vegetal en grandes cantidades. Olvídese del “chorrito” de aceite en la comida o en la ensalada, acostúmbrese a porcionar el aceite con una cucharadita de té, verá que será suficiente para cocinar y ahorrará un montón de calorías sin darse cuenta. 

Y finalmente, si usted comió de más en esta pandemia y en este dieciocho, no se sienta culpable, todos los días podemos volver a comenzar. Lo importante es tomar la decisión y hacerlo. 

Nuestra salud es nuestra responsabilidad.

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *