4 hábitos que ayudan a prevenir la hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que, si no se trata, puede ocasionar problemas graves de salud. Suele ser asintomática, pero una vez diagnosticada, requiere el seguimiento de una serie de pautas básicas para prevenir subidas de la presión arterial que puedan desembocar en un infarto de miocardio u otras complicaciones. Hoy te contamos 4 hábitos que ayudan a prevenir la hipertensión.

Ten presente adoptar hábitos de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, como la mediterránea, y la práctica regular de una actividad física moderada son claves para controlar una patología que no solo afecta a las personas mayores: los jóvenes constituyen un grupo de riesgo importante, al no ser habitual que acudan a las consultas médicas por gozar, en principio, de un buen estado de salud general.

Las recomendaciones generales para reducir las probabilidades de sufrir hipertensión pasan por una alimentación variada, que limite el consumo de grasas y bebidas alcohólicas, así como por la práctica de ejercicio moderado una media de tres veces por semana durante, al menos, 45 minutos.

¿Cómo prevenir la hipertensión arterial?

Estos son consejos que debería seguir toda persona interesada en el autocuidado de su salud pero que, en el caso de los que cuentan con antecedentes familiares de hipertensión arterial, se convierten en premisas básicas.

Practica ejercicio

Incluir una rutina de ejercicio físico es altamente recomendable, pues no sólo ayuda a que se produzca una reducción de las presiones arteriales, sino que también tiene un efecto beneficioso sobre otros factores de riesgo cardiovascular tales como la obesidad, la diabetes, el colesterol alto, etcétera.

No importa la edad que tengas, hacer regularmente ejercicio físico moderado es un hábito saludable que le reportará beneficios a lo largo de toda la vida.

Disminución de la ingesta de alcohol

Es importante señalar que el consumo de hasta 40 gramos diarios de alcohol, no solo no produce elevación de la tensión arterial, sino que se asocia a una pequeña disminución de la misma, aunque al hipertenso que no bebe no se le aconseja que lo haga. No obstante, hay que recordar que las bebidas alcohólicas tienen calorías, por ello, si estamos sometidos a una dieta baja en calorías se debe restringir su uso.

Algunas veces hay que limitar aún más el consumo de alcohol, sobre todo si, como es frecuente, la hipertensión se asocia a enfermedades metabólicas como diabetes o al aumento de ciertas grasas en la sangre (triglicéridos).

Una buena alimentación

Llevar una dieta saludable principalmente abundante en vegetales, legumbres, frutas y granos integrales y baja en sodio (entre 3 a 6 gramos). Además, consumir de forma moderada de carnes rojas, procesados y ultraprocesados y elegir lácteos descremados y no ultraprocesados, como los quesos duros. Realizar actividad física moderada de media hora a 45 minutos diarios, sino al menos cuatro veces por semana.

Mente sana, cuerpo sano

Algunos especialistas recomiendan aplicar métodos y estrategias que disminuyan el estrés, como el yoga, la meditación o mindfulness. Tener un objetivo de vida, que te obligue a mantener tu cuerpo sano también te ayudará a controlar la presión.

Coloca en práctica estas recomendaciones y empezarás a tener cambios notorios. Es importante medir la presión en casa de forma regular para detectar de forma precoz cuando los valores empiezan a subir y así ponerle freno con tratamiento o cambios en el estilo de vida.


Referencias o bibliografías consultadas:

«Equipo Editorial de cuidateplus.marca.com, (2015). Hábitos correctos para combatir la hipertensión arterial. Recuperado de https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/enfermedades-vasculares-y-del-corazon/2002/09/30/habitos-correctos-combatir-hipertension-arterial-5514.html«


«Recuerda consultar siempre a tu médico, no te automediques»

Anterior
Siguiente